top of page

¿Por qué la Etiqueta Ecológica Europea (EEE) supone un reto para la agricultura vertical?

Actualizado: 11 ago 2022

Conoce más sobre la EEE y por qué el sector de la agricultura vertical está demandando un cambio en su regulación.


En la actualidad, la agricultura se enfrenta a desafíos como el incremento exponencial de la deforestación, la exposición al cambio climático, la degradación del suelo y el consumo de agua potable. Es por eso, que cada vez más se están considerando otras formas de abastecimiento de alimentos más sostenibles, unidas a la tecnología y a la investigación como lo es la agricultura vertical.


Teniendo en cuenta el actual auge de dicha actividad, el sector de la agricultura vertical se está encontrando con ciertas limitaciones a la hora de solicitar algunos estándares de sostenibilidad. Por ejemplo, la obtención de etiquetas ecológicas como Eco Label, para poder certificar los alimentos que la agricultura vertical genera como sostenibles. Empresas emergentes del sector afirman que estas duras normas están bloqueando el desarrollo y la investigación de fuentes de alimentos que comparten los mismos objetivos ecológicos que Bruselas marca.


Antes de comenzar, vamos a hacer una breve introducción de qué es la EEE, cómo funciona y en qué situación deja a empresas como la nuestra.


Qué es la Etiqueta Ecológica Europea (EEE) o EU Ecolabel?

La etiqueta ecológica es una organización fundada en 1992 y su objetivo es certificar los sistemas de etiquetado medioambiental de tipo I.

Suele haber un proceso de solicitud de 7 fases en el que la empresa debe demostrar que su producto cumple estrictos criterios ecológicos.


Está reconocida en todos los países de la Unión Europea, incluidos Noruega, Liechtenstein e Islandia. Esta etiqueta es un sello de aprobación que significa que el producto que se está comprando contribuye a reducir la contaminación. Por lo tanto, la etiqueta ecológica sólo se concede a las empresas en función de los criterios ecológicos indicados.


Incluso durante la pandemia, el número de productos y licencias de la EEE ha seguido creciendo. El número actual de etiquetas ecológicas concedidas es el más alto de la historia, 89.357 productos, entre los que se encuentran una amplia gama de productos de limpieza, electrodomésticos, textiles, lubricantes, pinturas y barnices. Sin embargo, la etiqueta actualmente no incluye alimentos, bebidas, productos farmacéuticos o dispositivos médicos.


¿Por qué Groots no tiene la etiqueta ecológica y cuándo se espera que esto cambie?


Según la comisión Europea: "las plantas deben producirse sobre y en una tierra viva en conexión con el subsuelo y el sustrato. Este es un principio fundamental de la producción ecológica". Por lo tanto, la agricultura vertical basada en la producción hidropónica no cumple las normas de producción ecológica según la UE. No obstante, se está comenzando a evaluar el marco de regulaciones que deben cumplirse para la obtención de las ecoetiquetas. Un ejemplo que da esperanza a nuestro sector, es que en Estados Unidos se ha comenzado a considerar como producción ecológica y sostenible el cultivo hidropónico de vegetales.


Groots es una empresa sostenible que se centra en la agricultura vertical. Nuestra misión es promover un cambio en la agricultura tradicional y la necesidad de implementar un nuevo método agrícola: más eficiente, sostenible y resistente al cambio climático. Además, en Groots comercializamos productos sostenibles, de producción local y saludables, cultivando más de 25 variedades de hortalizas y plantas aromáticas durante todo el año gracias a la tecnología de la agricultura vertical. En la actualidad, estamos explotando la mayor granja vertical de España y por ello buscamos tener la etiqueta ecológica de la UE. Sin embargo, debido a la estricta normativa sobre el suelo, actualmente Groots no puede obtener la certificación.




Sin embargo, esto no nos desanima porque la producción de Groots tiene muchas ventajas.


  • En primer lugar, la granja opera de forma constante durante todo el año. Independientemente del tiempo y las condiciones ambientales, lo que permite que la calidad del producto sea uniforme. Además nuestros cultivos no son tratados ni con una pizca de pesticidas.


  • En segundo lugar, el almacén de producción está situado junto a los centros de distribución y consumo. Así, la reducción de la cadena de suministro permite a los consumidores no sólo realizar un seguimiento, sino también disponer de productos locales. Además, las tiendas pueden recibir productos más frescos, lo que es crucial para ayudar a adaptarse a los cambios en la demanda y a la lucha contra el desperdicio de alimentos.


  • Además, la producción es totalmente sostenible, ya que el sistema hidropónico es capaz de reducir el consumo de agua en un 90%, eliminar la deforestación y la erosión del suelo fértil, reducir al mínimo el transporte y las emisiones de CO2 derivadas, y está exento de pesticidas.


  • Somos 50 veces más productivos y necesitamos 96% menos espacio y producimos de forma local, por lo tanto luchamos contra la deforestación que la agricultura tradicional provoca.





Conclusión

En Groots seguiremos cultivando y no dejaremos que estas limitaciones nos detengan. En un futuro no muy lejano, esperamos empezar a experimentar con el cultivo de bayas y otras verduras de hoja verde para poder ofrecer una mayor amplia variedad de plantitas. Además, esperamos que la etiqueta ecológica de la UE acepte y acoja pronto la idea de la agricultura vertical mediante un sistema de producción hidropónica, ya que creemos que es el futuro de la agricultura, junto con otras prácticas sostenibles como la agricultura regenerativa.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page